Esterilización, desinfección y control de las infecciones

Kenneth J. Ryan y C. George Ray | 2017
Bibliografias Higiene y desinfección hospitalaria Tecnología Gestión Servicios Centrales Diagnóstico y Tratamiento Laboratorios Esterilización, desinfección y control de las infecciones

Capítulo 3 del libro "Microbiología Médica" de Kenneth J. Ryan y C. George Ray publicado en 2017.

 

La eliminación de organismos microbianos se define en función de su detección en cultivo. En términos operacionales es la pérdida de la capacidad para multiplicarse en cualquier condición conocida. Esto se complica por el hecho de que los organismos que parecen estar inactivados de manera irreversible a veces se pueden recuperar al tratarlos en la forma adecuada; por ejemplo, irradiar rayos ultravioleta (UV) sobre las bacterias puede dar por resultado la formación de dímeros de timina en su DNA, con pérdida de la capacidad para replicarse. Un periodo de exposición a la luz visible puede activar una enzima que rompe los dímeros y restaura la viabilidad mediante un proceso conocido como fotorreactivación. También existen mecanismos que no requieren de energía lumínica para la reparación del daño. Tales consideraciones son de gran importancia para la preparación de vacunas seguras a partir de organismos virulentos desactivados.

La esterilización es la destrucción o eliminación completa de todos los organismos vivos en un sitio o materia particular. Puede realizarse por medio de incineración, tratamiento no destructivo con calor, con ciertos gases, exposición a radiación ionizante, con algunas sustancias químicas líquidas y por filtración.

La pasteurización es el uso del calor a una temperatura suficiente para inactivar los organismos patógenos importantes en líquidos como agua o leche, pero a una temperatura inferior a la que se necesita para garantizar la esterilización. Por ejemplo, calentar la leche a una temperatura de 74 °C durante tres a cinco segundos, o a 62 °C por 30 minutos, elimina las formas vegetativas de la mayoría de las bacterias patógenas que pudieran estar presentes sin alterar la calidad de este alimento. Como es obvio, las esporas no se destruyen con estas temperaturas.

Desde la época de los debates acerca de la teoría de los gérmenes como causantes de enfermedad, la eliminación de los microbios antes de que lleguen a los pacientes ha sido una de las principales estrategias para prevenir la infección.

Es por ello por lo que en este capítulo se analizan los métodos más importantes que se emplean para este fin en la práctica médica moderna. La comprensión de su funcionamiento tiene una importancia cada vez mayor en un entorno que incluye pacientes inmunocomprometidos, pacientes sometidos a trasplante, dispositivos médicos permanentes y síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

Para poder leer este capítulo 3 del libro Esterilización, desinfección y control de las infecciones debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata