Manual de buenas prácticas de Humanización en los Servicios de Urgencias Hospitalarias

Proyecto HUCI | SEPTIEMBRE 2020
Documentos Servicios Hospitalarios Servicios Centrales Diagnóstico y Tratamiento Urgencias Diseño y Reflexión Gestión de pacientes Manual de buenas prácticas de Humanización en los Servicios de Urgencias Hospitalarias

Los Servicios de Urgencias Hospitalarias (SUH) son unidades altamente frecuentadas, con una casuística muy variada y altamente complejas. Están orientadas, de forma general, tanto estructural como funcionalmente, hacia la dimensión física del paciente, y son espacios donde no se suelen valorar otras necesidades de índole psicológico, social y espiritual, tanto del propio paciente y sus familiares como de los  profesionales que desarrollan su labor en este área. Esto suele llevar al desencuentro de todas las partes que intervienen en la asistencia urgente, incluida instituciones,  y cuya consecuencia directa es la pérdida de dignidad en la atención.

¿Sería posible transformar esta realidad?

Esta pregunta unió hace un año, impulsado por el Proyecto HU-CI, a un grupo interdisciplinar que estaban convencidos de que era posible cambiar y transformar la realidad de las urgencias hospitalarias, y que el motor de esa transformación era la “H”: “H” de HUMANIZACIÓN.

Con esta idea y tras meses de trabajo, con múltiples reuniones, videoconferencias, intensas horas de estudio, reflexión y debate, se ha elaborado el documento de buenas prácticas para la humanización de las urgencias hospitalarias.

El Manual de HURGENCIAS HOSPITALARIAS, enmarcado dentro de las líneas abiertas para la humanización de la atención sanitaria por el Proyecto HU-CI, es un documento con 169 buenas prácticas estructuradas en siete líneas estratégicas y cuyos objetivos fundamentales son:

  1. Ante todo, poner a disposición de quien lo desee estas 169 medidas de forma gratuita como hoja de ruta para facilitar este proceso de humanización de las urgencias hospitalarias
  2. Punto de encuentro para la formación, investigación y difusión de la humanización en el contexto específico del área de las urgencias del hospital. Como punto de partida, te proponemos, si quieres, que dediques un rato a hacer una autoevaluación del cumplimiento de estas medidas en tu unidad mediante el siguiente formulario. Cuantas más unidades recopilemos, más fiel será el conocimiento de la situación actual.
  3. Certificar de forma pública y explícita, si se desea, a aquellas unidades que hayan avanzado en estos aspectos y que deseen contar con la Certificación de humanización HUCI-AENOR, línea Urgencias.

Siendo consciente de las dificultades que cualquier cambio conlleva, estamos convencidos de que este es el camino y para nosotros cualquier buena práctica de las propuestas que sea implementada, será un éxito porque se estarán creando puentes para esta revolución, esta “bendita locura”, que transformará las urgencias hospitalarias en espacios más humanizados.

Introducción

La atención sanitaria urgente en España supone un recurso único dentro de las prestaciones que el Sistema Nacional de Salud (SNS) lleva años poniendo a disposición de los ciudadanos. Junto con Atención Primaria y Especializada, la Atención Urgente constituye a la Tercera Vía de asistencias sanitaria. Y, lo que es más importante, a menudo es la puerta de entrada al SNS no solo de los pacientes que solicitan asistencia por vía de urgencias, sino de todos aquellos a los que las otras vías no han sido capaces de resolver en forma o en plazo.

Son varios lo niveles de atención urgente. No obstante, el objetivo del presente Manual tan solo es elaborar y presentar una batería de buenas prácticas para convertir en lugares más humanizados los Servicios de Urgencias. 

Hasta ahora, el SUH no ha sido un lugar amigable. Más bien se trata de un lugar de paso por donde "circulan" todos los pacientes del espectro, desde los más leves, hasta aquellos con la patología grave o más urgente. Tras una menos o mayor demora inicial (triage), todos ellos sufrirán el choque entre el ritmo trepidante del SUH y los obligados tiempos de espera que el resto del hospital impone a su ingreso o el propio SUH a su alta. 

De forma similar, el SUH es también un lugar de paso para los profesionales sanitarios y no sanitarios que por allí apresuran sus pasos de un lado a otro, en ocasiones de forma temporal. Incluso el personal de formación se halla de paso, integrado en programas de otras especialidades e intereses. A toto el estrés acumulado se le suma la ausencia de respaldo de su perfil y formación específica, que deberá resolverse a lo largo del año en que la "Especialidad Médica de Urgencias y Emergencias" se promete como realidad, y se acabará extendiendo a todos los grupos profesionales.

 

Para poder descargar este Manuel de buenas prácticas de Humanización en los Servicios de Urgencias Hospitalarias debe iniciar sesión o suscribirse gratuitamente en el portal.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata